Los mitos y medias verdades que cayeron con la derrota chavista

14 dic Los mitos y medias verdades que cayeron con la derrota chavista

MUD6

Hace justo una semana que se conocieron los resultados del proceso electoral del 6 de diciembre. El anuncio del primer boletín y las cifras reportadas por el Consejo Nacional Electoral no solo reflejaron la primera gran derrota del chavismo desde hace 17 años, sino derrumbaron mitos y medias verdades que ya casi se habían convertido en dogma de fe en la política venezolana. A continuación siete ejemplos.

1- La imbatibilidad del chavismo en zonas del país consideradas como íconos del chavismo, tal es el caso del 23 de Enero o Guarenas, por eso el Psuv perdió desde El Junquito hasta Guatire.

2- El infalible 1×10 no funcionó el 6 de diciembre. El 30 de noviembre, a menos de una semana para los comicios, el presidente Nicolás Maduro aseguró que se habían registrados 6 millones 514 mil 315 militantes del Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv) en la maquinaria del 1×10 para asegurar la victoria de los candidatos del Gran Polo Patriótico (GPP). Pero tras contar los votos el chavismo obtuvo 5.599.025; es decir, 915.290 sufragios menos de los anunciados. http://www.telesurtv.net/news/Seis-millones-de-venezolanos-en-listas-del-1×10-para-elecciones-20151130-0046.html).

3- La operación remate no se activó. En todas las elecciones pasadas el chavismo puso en marcha un plan para buscar los electores que eran llevados a los centros de votación luego de las 4 pm. Este 6 de diciembre al parecer fue insuficiente el plan de movilización, pese a que las mesas se mantuvieron abiertas más allá de las 6 pm, cuando debieron cerrar oficialmente.

4- Los testigos de la oposición estuvieron donde debían estar. En procesos anteriores se ha criticado que la Mesa de la Unidad no logró tener testigos en todas las mesas. Esta vez, de acuerdo con los resultados, aparentemente la representación de la MUD cuidó los votos hasta el final.

5- El fraude electrónico. Desde el referendo revocatorio de 2004, quedó sembrada la duda sobre la trampa en las máquinas. Entonces ninguno de los líderes de la oposición, entre ellos el hoy diputador electo Henry Ramos Allup, pudo demostrar dónde estaba la irregularidad. El 6 de diciembre no hubo ni una denuncia de fraude electrónico.

6- ¿De qué sirvió la hegemonía comunicacional? Desde marzo de 2013, factores económicos cercanos al chavismo compraron grandes medios de comunicación como Globovisión, Últimas Noticias y El Universal, que se sumaron a otras televisoras, radios y periódicos que habían sido adquiridos en las regiones del país desde 2008. Además, desde 2004, gracias a acuerdos del presidente Hugo Chávez con los dueños de las grandes televisoras, en los canales se han cumplido las sugerencias del Ministerio de Comunicación e Información. El 6 de diciembre, desde muy temprano, se vieron las pantallas de TV desbordadas de los rostros de los funcionarios del Gobierno nacional y de los candidatos del oficialismo. Pero al final de la jornada la hegemonía comunicacional y la censura no pudieron revertir los votos.

7- No volverán. El chavismo aseguró que nunca más la oposición regresaría al poder. Por ahora, como dijo el entonces comandante Chávez en febrero de 1992, la oposición, gracias a los resultados del 6 de diciembre, regresa al Parlamento con 112 de los 167 diputados. Eso significa la segunda mayoría calificada, suficiente para cambiar los poderes. En conclusión, la oposición regresó.

Información de El Pitazo.

 

Imagen123